Páginas vistas en total

miércoles, 21 de junio de 2017

Cordero de Extremadura




Cordero de Extremadura


Existen pocas tierras en nuestra geografía con una riqueza de recursos tan grande como la que tiene Extremadura.

Su gran variedad de vegetación permite que en los pastos de la dehesa convivan animales de especie ovina y bobina, en perfecta simbiosis con el cerdo ibérico. Y este precisamente en hábitat privilegiado en el que se crían los corderos amparados por la Indicación Geográfica Protegida.

De la Dehesa a la Mesa

Los corderos amparados bajo este sello de calidad nacen y son criados en las dehesas de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

La IGP vigila, controla, certifica, promociona y protege la carne procedentes de aquellos corderos que cumplan escrupulosamente todos los requisitos que se fijan en su Reglamento.

¿Por qué el `Cordero de Extremadura´es único?

El `Cordero de Extremadura´ es una carne que se caracteriza por su exquisito sabor y aroma. Se trata de una carne que posee una excelente textura, muy agradable al paladar y con un moderado nivel de infiltración grasa intramuscular. Es de gran terneza y poco engrasa, debido principalmente a la edad de sacrificio de los corderos, así como a los métodos de crianza empleados.

Reconocerlo buscando este sello...

Todos los puntos de venta que ofrecen `Cordero de Extremadura´ aparecen identificados con la imagen corporativa de esta Indicación Geográfica Protegida, por lo que resulta muy fácil reconocerlos.

El precinto de garantía con el logotipo `Cordero de Extremadura´ CORDEREX colocado en el garrón de la pata y el sello corrido a lo largo de toda la canal, son elementos que permiten la perfecta identificación de esta carne. A su vez, las piezas se comercializan con una etiqueta numerada expedida por el Consejo Regulador con el logotipo de Corderex.

   
Precinto numerado

Sello Corrido

Etiqueta numerada